Crítica cine: The Kitchen (2019)

Tres mujeres deciden tomar las riendas de la mafia irlandesa en Hell’s Kitchen cuando sus esposos criminales son encarcelados.

Dirigida por: Andrea Berloff.

Protagonizada por: Melissa McCarthy, Tiffany Haddish, Elisabeth Moss, Domhnall Gleeson, Margo Martindale, Bill Camp, Brian d’Arcy James, Common, Jeremy Bobb, Wayne Duvall, John Sharian, Myk Watford, James Badge Dale, Alicia Coppola, Rob Yang, Brandon Uranowitz, Doris McCarthy, Joey Russo, Gabriel Rush, Maren Heary, Pamela Dunlap, Robert Neary.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 102 minutos.

Después de que aparecieron los créditos de The Kitchen, y me di cuenta finalmente de la película que había visto, solo se me vino a la mente una situación en la que un productor quiso develar esto a una audiencia. En una sala de cine privada, alguien decidió que el producto final era una buena adaptación. Y no puedo afirmar que imagino lo que les llevó a hacer esto. A pensar que una película así podía representar señales de calidad. Solo me queda decidirme por la carta de un posible hito comercial que ya estaba previsto, una posible ganancia mercantil que nada tiene que ver con la calidad de ese producto final.

Pero The Kitchen es una película que no tiene razón de existir. Ni siquiera es una oportunidad para que sus principales actrices demuestren talento en un subgénero que no tiene mucho sentido. Y en todo caso, si vamos a lo integral, esta adaptación de un cómic es una prueba tangible de que hay mundos que no se deben mezclar. El crimen, la comedia, la violencia, y una cultura misógina. The Kitchen arma su propuesta de historia tomando en cuenta estos pilares, y termina siendo una horrible demostración de arrogancia por parte de un equipo de producción que debería pensar más en las decisiones finales.

La película arranca rápido. Un grupo de criminales de raíces irlandesas se encuentra atrapado en medio de un atraco. Ellos forman parte de una familia mucho más grande, una mafia poderosa en el medio del suburbio icónico de New York. Pero esa noche no hay éxito. Son atrapados por la policía y condenados a pasar años en prisión. Sus respectivas esposas se encuentran devastadas por la separación repentina y por el abandono económico de la familia que parece no apoyarlas en el momento. El único sustento era el de sus esposos y ahora deben sobrevivir. Es por esto que toman una decisión de conformar un trío de “jefas” de la mafia con el objetivo de quitar poder a los líderes actuales, y ganar dinero por sí mismas. Una ganancia que es ilegal.

Pero precisamente el dilema moral es algo que deben perder si realmente quieren disfrutar The Kitchen. Con un tratamiento de comedia que aparenta realzar el poder femenino (no lo hace en ningún momento), la película se aboca a la justificación de su conflicto. Sí, no hay escapatoria para nuestras heroínas, pero sus actos están basados en un pensamiento novato e ingenuo, uno que resta demasiada credibilidad para hacernos creer que esto se puede resolver con un par de escenas bien editadas, y participaciones de buenos actores. The Kitchen no invoca al drama para girar nunca, y por eso siempre parecemos ser víctimas de una Melissa McCarthy mal ubicada y una Tiffany Haddish que parece estar siendo usada para explotar estereotipos.

No pierdan su tiempo. No se dejen engañar por la presencia de tres buenas actrices; a todas se les nota un sentimiento de incomodidad. Esta es una película de gangsters que no cumple el objetivo y tampoco se sale del molde de la violencia excesiva que el carácter de cómic parece acarrear como emblema de calidad.

Calificación: *

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: