Crítica cine: The Report (2019)

Un repaso rápido sobre la mancha que fue el reporte sobre las torturas de la CIA realizado por el Senado de Estados Unidos.

Dirigida por: Scott Z. Burns.

Protagonizada por: Adam Driver, Annette Bening, Jon Hamm, Ted Levine, Maura Tierney, Michael C. Hall, Tim Blake Nelson, Jennifer Morrison, Matthew Rhys, Ben McKenzie, Sarah Goldberg, Noah Bean, Carlos Gómez, Daniel London, Linda Powell, Victor Slezak, Joseph Siravo, Hope Blackstock, Jane May Graves, Evander Duck Jr., Julia Murney, Pun Bandhu, T. Ryder Smith, Jake Silbermann, Frances Eve, CJ Parson, Gregory Jones, Ratnesh Dubey.

País: Estados Unidos, Reino Unido.

Género: Drama.

Duración: 119 minutos.

Con un contenido político denso en su introducción y con un conflicto que definitivamente poco se dio a conocer fuera de Estados Unidos, The Report del respetado guionista Scott Z. Burns, se presenta como un thriller dramático que termina siendo distinto a lo que esperábamos. Desde que empieza, hay un alarde constante a que su figura principal es un irreverente que no tiene escrúpulos a la hora de revelar información confidencial. Una escena inicial nos recuerda al arriesgado Edward Snowden. Pero The Report no es tan alegórica como parece. No deja muchos cabos sin atar y definitivamente no tiene límites a la hora de mostrar aquello que supone que es real. Este drama, por más político que parezca, es más una afirmación sobre el terror de la ciencia aplicada, y que fuera del hermetismo político, no deja de ser tenebroso como el ejemplo del recurso más efectivo del poder.

Adam Driver, quien parece ser la estrella del momento, protagoniza The Report, e interpreta a Daniel J. Jones, el investigador famoso del Senado que tuvo la valentía de armar el reporte famoso. Después de investigar una destrucción de cintas de interrogación de la C.I.A., el juego se abre. Parece que hay más detrás de este “error”. Con el apoyo incondicional pero soberbio de  Dianne Feinstein, Jones empieza la verdadera investigación sobre los métodos de interrogación después de los ataques del World Trade Center. Dichos métodos fueron planteados por un dúo de “profesionales” de la psicología, y adoptados por un equipo que no sabía nada de ello. Las cosas se fueron demasiado lejos cuando Jones empieza a encontrar la verdad sobre lo que ocurría en esos sitios. Muertes, encubrimientos, y la incapacidad de seguir ocultando, obligan a Feinstein a plantear un excepcional trabajo de Jones, y uno que posiblemente lo coloque en peligro. En Washington a nadie le gusta que se encuentre la verdad.

Parte flashback a esos hechos desagradables, y parte drama de la actualidad, The Report transcurre con una facilidad atípica de este tipo de películas con personajes prácticamente desconocidos para quiénes vivimos en este hemisferio y para las cuales a veces necesitamos leer algo de información antes de ver. Burns coloca al espectador en el escalón de lo sencillo, de lo básico, de lo primitivo de esta causa, en la que alguien decide revelar como sea, una decisión que puso en peligro la vida de otra persona. No voy a discutir los rasgos de dichas personas o las probabilidades de la culpa. The Report es una película sobre la necesidad del poder para calmar el caos, y cuan lejos pueden llegar para mostrar progresos.

La química entre un Driver que no solemos ver en el drama (con la excepción de la historia hermosa sobre el matrimonio que culmina del 2019) y una Annette Bening que denota vigencia interpretando fielmente a Feinstein, la película transcurre de forma natural, sin quedarse demasiado en la causa personal de Jones y apuntando más a lo colectivo de la necesidad de resolver. Es una gran ayuda que el casting sea fresco y bien aprovechado. Pero Burns no quiere realizar una explosión dramática. De hecho Amazon, quien produce, tampoco manda The Report a los cines. Es un estreno silente, de poder mínimo y de relevancia enorme, que en una plataforma de streaming gana la presencia justa que necesita.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: