Crítica cine: The Shrine (2010)

Shrine_Poster_11

Cuando una periodista desea investigar la desaparición de chico en Polonia, descubre la verdad sobre un clan que practica rituales extraños. Hostel meets The Last Exorcism!!!

Dirigida por: Jon Knauts.

Protagonizada por: Aaron Ashmore, Cindy Sampson, Meghan Heffern, Laura DeCarteret, Ben Lewis, Trevor Matthews.

País: Canada.

Género: Horror.

Duración: 93 minutos.

Me encanta cuando una película me lleva por un camino y termina siendo algo totalmente diferente a lo que pensaba. No hablo de género, simplemente hablo de una trama bien escrita. Y le doy bastante valor a las propuestas que se notan accidentadas al principio pero que luego se recuperan para darnos un final avasallante. Es justamente lo que ocurre con The Shrine, una película lejos de ser perfecta pero con elementos bastante poderosos como para ser una de las pocas que vale la pena. El haberme girado de una manera inesperada terminó de convencerme de que estaba viendo una película buena. Con un inicio blando y honestamente peligroso (en varias ocasiones estuve a punto de presionar Stop y seguir con otra opción), la película cambia el ritmo y la corriente de su trama para romper esquemas y presentarnos un final “posible” y nunca ir más allá de lo que se debe.

La película va sobre una periodista que, junto a su novio y su pasante, se va a un pueblo en Polonia a investigar sobre desapariciones de ciudadanos extranjeros. Todo ocurre en ese pueblo que no tiene bienvenida alguna. Olvidemos lo que ya conocemos como cliché y pensemos en lo nuevo que no necesariamente es más tenebroso. Luego de un encuentro misterioso con una habitante, deciden (estupidez humana) seguir investigando y llegan a un bosque. No contaré lo siguiente. Pero se topan con una comunidad que practica rituales horribles.

La película se nutre por un guión lleno de clichés pero totalmente adverso en su tercer acto. Con este twist, la película gana importancia para quienes disfrutamos del género. El elemento fantástico es tan sorpresivo que muchos no creerán lo que ven. El director confía (demasiado) en el material que filma para prepararnos. El darnos indicio de la verdad no es una opción y es por esto que tiende a ser aburrida en los primeros minutos. Otra queja viene por su actriz principal quien debería tomar clases. La insistencia de seguir investigando es algo que esta mujer no sabe interpretar. Adicionalmente el tema del maquillaje da pena.

Pero nada esto puede oscurecer la calidad de una película pequeña que es buena porque es diferente a lo que hemos visto antes. A pesar de que el director no toma las riendas sino hasta los últimos minutos no quiere decir que por medio del ambiente no podamos prepararnos. Es tenebrosa en todo momento y todo está hecho a propósito. Se insiste en llevarnos por un camino habitual y para quienes no dan importancia a la historia esto será otra delicia más. Para mí fue sospechoso hasta el final cuando me callaron la boca con una secuencia a ritmo de tren que debería ser catalogado como lo más importante de la película. Añadimos un soundtrack muy, muy bueno, y tenemos una película sin grandes ambiciones que termina siendo mejor que cualquier propuesta actual.

Si no quieren ver la película y solo quieren saber de qué va la película, les digo que nunca estarán preparados y nunca adivinarán lo que realmente ocurre en ese pueblo tan misterioso. Si lo que les llama la atención del filme es el poster, entonces no se decepcionarán con el producto final. Si quieren ser asustados, no dejen de verla.

Calificación: ***

Un trailer

Leave a Reply