Crítica series: Dark (Temporada 3 – 2020)

El cierre de Dark, la serie alemana que no tiene escrúpulos con el espectador, es tan confuso como icónico.

Dirigida por: Baran bo Odar.

Protagonizada por: Louis Hofmann, Anna König, Roland Wolf, Oliver Masucci, Jördis Triebel, Sebastian Rudolph, Mark Waschke, Karoline Eichhorn, Stephan Kampwirth, Anne Ratte-Polle, Helena Abay, Harald Effenberg, Sebastian Hülk, Deborah Kaufmann, Ella Lee, Andreas Pietschmann, Walter Kreye, Peter Benedict, Christian Steyer, Leopold Hornung, Tatja Seibt, Lisa Vicari, Hermann Beyer, Angela Winkler, Peter Schneider, Stephanie Amarell, Carlotta von Falkenhayn, Arnd Klawitter, Anatole Taubman, Luise Heyer, Lena Dörrie, Julika Jenkins, Michael Mendl, Gwendolyn Göbel, Lisa Kreuzer, Hannes Wegener, Mariella Aumann, Katharina Spiering, Till Patz, Aurora Dervisi, Lissy Pernthaler, Claude Heinrich, Hans Diehl, Jakob Diehl.

País: Alemania.

Género: Ciencia ficción, suspenso, thriller.

Duración: Ocho episodios.

Aunque quisiera explicar y dar una sinopsis de la última temporada y cierre de Dark, la serie de Netflix que cautivó por su trama y producción magnífica, no podría. Me resulta imposible condensar lo que la serie trata de incluir en su trama durante su última entrega. Necesitaría gráficos, paciencia y tiempo. Y lamentablemente vivimos en una era en la que eso no es posible considerar.

¿Pero acaso importa? Dark es una especie de sentencia sin orden que se supone que debemos aceptar sin importar el cómo. Y aunque esto sea algo con lo cual no estoy de acuerdo, hay que dar mérito de alguna forma a quien imaginó que esto podía funcionar. Lo interesante es que sabemos y estamos completamente seguros de que todo es justificable en la serie, y sobre todo en su cierre, y no es esencial entenderlo para poder admirar un producto final. Extraño pero cierto.

En esta tercera temporada las apuestas se doblan cuando aparecen otros mundos o dimensiones, aparte de las líneas de tiempo múltiples en las que los personajes con curiosa facilidad. Seguir esto, y cuestionar la probabilidad, es perder el tiempo. Solo queda disfrutar el tronco dramático de dos personajes que sí, nos llaman la atención y queremos que consigan su objetivo. Esa escena final contrarresta cualquiera frustración generada por el ida y vuelta constante en los distintos escenarios que supuestamente contribuyen a una resolución.

El problema básico de Dark es que no parece poder mantenerse estable con la premisa que arrancó. Las hordas de fanáticos podrían indicar que todo estaba planificado desde un principio, pero me parece difícil de creer que una telaraña dramática de esta magnitud haya sido aprobada por el servicio de streaming. Son especulaciones irrelevantes.

Llegar a un acuerdo sobre su último producto es pedir mucho. Es una serie que sale de su zona de confort, sobre todo en su final, y genera discusiones eternas sobre las razones, los “errores” y las explicaciones pobres. Para eso está hecha. Para que inclusive el mejor fanático se rebusque en la constante necesidad de explicar. Esto es ironía pura. Es una serie que no se toma el trabajo de justificar lo que ocurre y genera la intriga. Pero a veces es exagerado. Particularmente los cuatro últimos capítulos de la serie revolucionan la trama y mediante un armado escueto de intenciones, hacen que las expectativas caigan. La resolución podría ser considerada pobre y apurada por algunos. En mi caso, creo que ya es poco importante.

Me quedo con la promesa de Dark, una que en su primera temporada utilizó un recurso de improbabilidad para llamar la atención y establecer la mística que siguió ganando con el tiempo. Nada queda de aquel sorpresivo thriller que con poco había logrado mucho. Ahora somos expuestos a una innecesaria red de teorías que seguro son lógicas pero cuando queremos resolverlas, nos topamos con un drama de personajes poco alicientes, un pecado irreversible del mundo de las series.

Calificación: **1/2

Un trailer

3 Replies to “Crítica series: Dark (Temporada 3 – 2020)”

  1. La serie no es tan exageradamente difícil de entender como dices, más bien tienes poca capacidad cerebral.

Leave a Reply