Crítica series: Defending Jacob (2020)

Cuando Jacob es acusado formalmente de asesinar a un chico, sus padres tratan hasta lo imposible de mantener la cordura y defender al chico.

Dirigida por: Morten Tyldum.

Protagonizada por: Chris Evans, Jaeden Martell, Michelle Dockery, Betty Gabriel, Sakina Jaffrey, Cherry Jones, Bradley Ryan Knispel, Pablo Schreiber, Jordan Alexa Davis, Daniel Henshall, Ted Arcidi, Megan Byrne, Tamara Hickey, Joseph Oliveira, Poorna Jagannathan, Adam Desautels, Patrick Fischler, Jeff Bouffard, Larry Eudene, Hale Lytle, Scott Sederquist, Rob Lévesque, J. K. Simmons, Lizzie Short.

País: Estados Unidos.

Género: Drama, thriller.

Duración: Ocho episodios.

Defending Jacob no propone algo distinto a lo que hayamos visto antes en el típico “courtroom drama” en el que un acusado debe defenderse en un juicio, mientras la verdad sobre un horrible crimen sale a la luz. Ni siquiera sale de la corriente cómoda de lo lineal. Pero pocas series llevan a la discusión que Defending Jacob genera. Como una comida cuya receta implica mucho tiempo de cocción, la serie lentamente nos va mostrando la raíz de su conflicto, uno que definitivamente más allá de lo que se pueda decidir en un último capítulo o lo que pueda sentenciar un jurado. Defending Jacob es una visita al lado primitivo de la sangre como nexo que a veces no nos permite pensar, decidir, o ver la verdad detrás de un acto aterrador.

En unos primeros capítulos se presenta la pregunta de si Jacob es inocente o no. No es algo que la serie permita decidir puesto que no nos muestra qué ocurre. Se trata de un amanecer tétrico en el que un cuerpo aparece en el medio de la nada, y una huella dactilar así el comportamiento atribuido al bullying, señalan a Jacob como el sospechoso. Sus padres, un abogado y una artista, deben enfrentarse al horrible dilema. Ellos no creen que Jacob haya sido quien asesinó al chico. Ellos solo deciden defenderlo a cómo de lugar, y en este proceso revuelven algunas cajas que contienen un pasado oscuro para él, y un sentimiento maternal objetivo para ella. Es una familia rota, que nunca volverá a ser como antes. Y cuando es hora de descansar, y lidiar con lo que se decide, parece ser muy tarde.

De la mano del servicio de streaming de Apple llega Defending Jacob con un interesante drama que no resulta pesado. Sus capítulos a pesar de ser largos, son cargados de dinámica. Para esto es esencial rescatar la importancia de todos los personajes. Por más insoportables que resulten a veces (sí, la madre), debemos entender que acá hay más normalidad de la que imaginamos. No se trata de cómo actuarían todos ustedes. Se trata de cómo puede actuar alguno de ustedes. El camino elegido en la serie es uno de sospechas traicioneras, actos que se cubren por las consecuencias “positivas” y un sentido general de conservación.

Todos los actores, absolutamente todos, son excepcionales. Es un placer ver a Daniel Henshall en cualquier rol. Es triste que su personaje no haya aparecido más tiempo en la serie. Su personaje lo ameritaba.

Lo único “discutible” de Defending Jacob es ese desenlace final. Uno que para muchos será más que injusto. Pero con ese rechazo también viene un análisis importante. La decisión que la madre de Jacob toma es horrible. Pero la reacción del padre es más que un aterrizaje. Es una admisión de culpa y honestidad ante la necesidad de conversar lo que alguna vez formó. Cuando algunos descartarán la serie por este arriesgado movimiento final, otros quizás entienden que pase lo que pase, a veces las familias son más fuertes que cualquier crimen, o la culpabilidad en uno.

Calificación: ***1/2

Un trailer

One Reply to “Crítica series: Defending Jacob (2020)”

Leave a Reply

%d bloggers like this: