Crítica series: Killer Inside: The Mind of Aaron Hernandez (2020)

Un repaso completo de lo que fue el juicio de Aaron Hernandez, la promesa del futbol americano que resultó ser un criminal.

Dirigido por: Geno McDermott.

País: Estados Unidos.

Género: Documental.

Duración: Tres episodios.

Creo que Aaron Hernandez fue un monstruo. Nada ni nadie puede justificar lo que hizo y cómo actuó durante esos minutos que definieron el resto de su corta vida. Pero el hecho de haber cometido dichos actos aberrantes no quiere decir que esa joven promesa del futbol americano, no pueda ser analizado como una víctima del sistema en el que creció y en el que murió. No me refiero a confirmar que tuvo justicia que merecía o que debía haber sido perdonado porque “no fue su culpa”. Me refiero a que, para entender todo el mapa de hechos que rodearon su caso, hay que ver desde el principio hasta el final.

Haber hecho a través de la serie documental Killer Inside: The Mind of Aaron Hernandez, fue algo extremadamente positivo. Si bien los hechos fueron mundialmente conocidos, nunca hubo un momento de reflexión que permitiera ver quién era el hombre detrás los hechos. El resultado es un momento de tristeza definitiva, una conversación íntima y sensata para entender que esto fue algo horrible pero sobre todo, es algo que se podía haber evitado.

La serie nos obliga a visualizar el escenario completo de lo que formó a Hernandez. Proveniente de una infancia dominada por las raíces de su padre, Aaron siempre jugaba a ser el mejor. Debía superarse a sí mismo, al machismo marcado en el hogar, y a una sexualidad dudosa que, hasta el día de hoy, es discutida por mucho. Durante el proceso soñado de convertirse en una estrella deportiva, Aaron cometió crímenes y se salió con la suya. Pero fue demasiado lejos y fue arrestado por el asesinato de alguien que conocía. El pedestal que tambaleaba se cayó cuando Aaron fue condenado por sus pares en un juicio dominado por la característica de espectáculo.

En un cierre definitivo, la serie nos permite indagar un poco más en Aaron y el misterio que representaba. Callado cuando le convenía hablar y expresivo en un momento increíble, el joven decide hacer algo extremo e inexplicable. Y la serie estudia este final trágico para darnos el indicio de las razones adicionales. Si bien hay oportunidad de especular, no cabe duda de que Aaron sufría de algo. Esto es algo que nadie puede negar. Pero la pregunta interesante está en el efecto de esa enfermedad causada por su talento: ¿Este desorden que se alojaba en la cabeza de Aaron indujo al joven a cometer crímenes? Muchos discuten la maldad detrás de su mirada, y bastante se concluye sin conocer la verdad detrás de lo que ocurrió. No hay duda de que Aaron es y será culpable. Lo que hizo al final nunca será reconocido como un acto de redención. Y tampoco creo que eso quería él. Ese es el misterio más interesante de todo lo que ocurrió con Hernandez, y uno que pudo haber sacudido las esferas altas del deporte más popular de Estados Unidos.

Pero insisto, una serie de esta magnitud permite que veamos la proporción entera, y nos aleja de concluir basados en la opinión de alguien más; es un error que se suele cometer cuando hemos visto tanto de esto que nos creemos especialistas forenses. Armar escenarios parciales es algo que fascina a la comunida que disfruta del true crime adaptado en tanta serie de Netflix. A veces hay que ver estos casos con más seriedad que morbo. Y en el caso de Killer Inside: The Mind of Aaron Hernandez, es una oportunidad perfecta.

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: