Crítica series: The First (2018)

Cuando una misión para viajar a Marte no sale bien, un grupo de astronautas debe superar la tragedia y prepararse para ir a donde nunca nadie pudo viajar.

Dirección: Agnieszka Holland, Deniz Gamze Ergüven, Daniel Sackheim, Ariel Kleiman.

Protagonistas: Sean Penn, Rey Lucas, Brian Lee Franklin, Lisa Gay Hamilton, Hannah Ware, James Ransone, Anna Jacoby-Heron, Oded Fehr, Natascha McElhone, Keiko Agena, Melissa George, D.W. Moffett, Fernanda Andrade, Annie Parisse, Patrick Kennedy, Sharon Omi, Eden Grace Redfield, Scott Takeda, Kofi Boakye, Marcus Lyle Brown, GiGi Erneta, Billy Slaughter, Devyn A. Tyler.

País: Estados Unidos, Reino Unido.

Género: Drama, ciencia ficción.

Duración: Ocho episodios.

Cuando terminé de ver The First y leí que Hulu había decidido cancelar la serie mi reacción no fue negativa. Aunque me hubiese gustado saber qué ocurre, también entendí que el propósito declarado de la serie no es solo el propósito final. Así como la historia plantea una decidida toma de decisión para aceptar y dejar ir, decidí que supe suficiente sobre ese humano retrato de la necesidad y la superación como estilo de vida. The First no es una serie tan importante como debería serlo y es que las audiencias (y definitivamente quienes toman decisiones sobre las producciones del servicio de streaming) terminaron confundidas. Se promovió como una espectacular propuesta de ciencia ficción y The First termina siendo la historia realista de quienes desean materializar los sueños. Esto es conmovedor.

The First empieza con una horrible tragedia. Una que definitivamente nos recuerda que esto ya ocurrió antes en la vida real. Afrontar una misión espacial fallida es una cuestión de diplomacia y pérdida financiera. Pero la pérdida de humanos es combustible para que la historia se vaya revelando poco a poco. Un comandante que se suponía que iba a viajar es el protagonista de esta dramática crónica sobre un futuro cercano y cómo todavía no estamos preparados para el mismo. Él sufre una tragedia personal y todavía la vive a través de una relación extraña con su hija. Mientras debe preparar a la siguiente tripulación vamos descubriendo quiénes son los miembros del grupo y quién los lidera. Una magnate es la responsable de llevar el sueño a cabo y ella es responsable por todo lo que ocurra. Juntos deberán superar el miedo e intentar romper esa barrera que nadie sabe si existe en la frontera final del espacio.

Lo primero que destaca es una interpretación de un Sean Penn que se carga toda la serie a sus cuestas y la soporta de forma magistral. Es un actor tan completo que el rol lo absorbe de forma obsesiva. Inclusive en sus silencios se aloja una historia. Cuando la serie juega un poco con la densidad del capital humano que contiene, aparece un personaje de un pasado turbio que definitivamente es relevante hasta su final. Aunque sea un héroe imperfecto, es ese personaje que hubiésemos deseado conocer en una segunda temporada. Nos enamora de la muerte, del triunfo, de la superación y sobre todo, de su objetivo. Lo acompañan una serie de intérpretes perfectamente elegidos que ejecutan con soberbia y nunca dejan cabos sueltos. Los enigmas de comportamiento humano en The First son clave.

Posiblemente apresurada en su cierre, The First nunca se suponía que iba a ser una aventura espacial de resultados positivos. Así la promovía un trailer y definitivamente terminó siendo el estudio exhaustivo de nosotros como especie que cuenta con la inteligencia para poder viajar. El problema es cuando no sabemos ser utilizar esa inteligencia para las emociones. El último capítulo de la serie esconde verdades detrás de miradas y conversaciones, detrás de abrazos y besos, y detrás de lágrimas de alegría y tristeza.

Un trailer

Leave a Reply