Crítica series: The Stranger (2020)

Una misteriosa chica empieza a sacudir la estabilidad de una comunidad cuando empieza a revelar los secretos de todos.

Dirigida por: Daniel O’Hara, Hannah Quinn.

Protagonizada por: Richard Armitage, Jennifer Saunders, Siobhan Finneran, Hannah John-Kamen, Jacob Dudman, Brandon Fellows, Anthony Head, Paul Kaye, Kadiff Kirwan, Stephen Rea, Kai Alexander, Callie Cooke, Jemma Powell, Shaun Dooley, Dervla Kirwan, Manoj Anand, Chike Chan, Jade Harrison, Misha Handley, Joey Ansah, Sonal Simon, Shaukat Khan, Ella-Rae Smith, Natasha Sparkes, Priya Tailor, Camilla Arfwedson, Vikash Bhai, Tina Louise Owens, Graham Parrington, Sam Redford, John Alan Roberts, Joshua Tomkins.

País: Reino Unido.

Género: Thriller.

Duración: Ocho episodios.

Hasta hace unos minutos no sabía cómo iba a calificar a The Stranger bajo el formato binario que utilizo para las series. Creo que es una serie tan regular, tan blanda pero bien administrada, que se cae entre lo bueno y lo malo que hoy en día ofrece la televisión en sus distintos canales. No hay nada malo con este tipo de propuestas que no pretenden ganar premios, ni figurar entre lo más cualitativo de Netflix en este caso. Creo que están hechas de esa manera para un target específico y creo que así mismo deberían considerarse para siempre. Entonces ¿qué pasa con The Stranger que no puede ser una joya en su escalón de episodios baratos?

El problema es que cuando una trama debería mantenerse en el plano seguro de los giros lógicos, viene The Stranger y en sus últimos capítulos se enreda sin necesidad, pretende redimir a un personaje clave y parece omitir aquello que empezó todo. Estuve dispuesto a superar los episodios largos y repetitivos con el fin de reconocer el valor de una trama que prometía muchísimo, y terminó con todas las características de una novela de esas que siguen la fórmula de los villanos perdonados, los que nadie se imaginaba que podían ser malos y una escena final de sonrisas y juegos. Harlan Coben vuelve a demostrar que Netflix no es dónde debería estar.

En The Stranger un matrimonio es sacudido por una revelación de una extraña que se le acerca al padre de la familia. Ella le dice cosas desconocidas de su esposa, y él decide preguntar. Cuando la reacción de ella es de admisión, desaparece pidiendo algo de espacio. Es ahí cuando él empieza a investigar un poco más sobre quién es esa chica que parece conocer no solo los secretos de su familia, sino de otros miembros de la comunidad. Entrelazado con esta situación está un asesinato horrible, un joven que aparece desnudo en el medio de la nada, una mutilación a un animal. Todo de alguna manera parece tener que ver con la presencia de esta joven astuta que está desequilibrando una comunidad que parecía perfecta.

Adaptada de una novela del autor de thrillers y misterios, The Stranger se plantea muy bien. Se posiciona firme con una causa bien ejecutada por un personaje principal poco perfecto y bien actuado; esto considerando que Richard Armitage es un actor cuya calidad cuestiono. Pero lo que antes parecía ser una ignición perfecta, después es menospreciada por la presencia de otros. Me incomoda que ese personaje está en ocasiones desesperado porque su esposa, su compañera, está desaparecida, y puede sonreír con tanta naturaleza y pretender que todo está bien. Esa lucha, con la que me identifiqué al principio, termina desvaneciéndose. Acá The Stranger empieza a caer, y nunca se levanta.

Cuando mencioné a Coben y su mala suerte con Netflix, hacía referencia a Safe, una de esas series que por suerte olvidé rápidamente, y con las que me arrepiento de haber perdido a mi tiempo. Con The Stranger todo prometía más. Al menos parecía ser mucho mejor. Pero desafortunadamente lo que empezó muy bien terminó de forma desastrosa y precipitada. No siento que perdí el tiempo. Pero esto pudo haber sido mejor. Mucho mejor.

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: