Crítica series: Unbelievable (2019)

Adaptación dramática del famoso artículo del violador serial capturado en el 2011.

Dirigida por: Lisa Cholodenko, Susannah Grant, Michael Dinner.

Protagonizada por: Toni Collette, Merritt Wever, Kaitlyn Dever, Vanessa Bell Calloway, Dale Dickey, John Hartmann, Austin Hebert, Liza Lapira, Kai Lennox, Danielle Macdonald, Elizabeth Marvel, Omar Maskati, Blake Ellis, Scott Lawrence, Aubrey Fuller, Eric Lange, Connor Tillman, Hendrix Yancey, Max Arciniega, Jun Hee Lee, Shane Paul McGhie, Patricia Faasua, Bill Fagerbakke, Treisa Gary, Tim Martin Gleason, Dejon LaQuake, Charlie McDermott, Tess Aubert, Elena Campbell-Martinez, Tate Ellington, Dominic Goodman, Alison Jaye Horowitz, Reggie Jernigan, J.E. Burton, Jon Beavers, Allius Barnes.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: Ocho episodios.

Unbelievable es una producción de Netflix que en su primer capítulo tiene un parecido innegable con otros cientos de series que hemos visto antes sobre un crimen y el efecto sobre las víctimas, y centenares de policías buscando el o los culpables. Es tan genérica que muchos la abandonarán en esta instancia. Pero si son de los que deciden ver una serie basados en cómo su piloto proyecta el futuro, les pido que por favor se mantengan ahí. Unbelievable no es un concepto distinto, no es el cambio que esperamos, y tampoco será la serie que te hará cambiar de parecer sobre el crimen retratado. Unbelievable es una honesta versión de algo que ocurrió, y si se ficcionaliza no pierde la importancia que necesita. Esto la hace esencial.

Dominada por un ensamblaje magnífico de actrices, Unbelievable cuenta la historia detrás de los crímenes que inspiraron a un artículo ganador del Pulitzer en el 2015. Dicho artículo trataba sobre una violaciones en serie que afectaron a distintas mujeres en distintas partes de Estados Unidos. La miniserie arranca desde el testimonio de una adolescente que ha sido atacada en su propia casa. En la mañana siguiente su testimonio empieza a sufrir cambios. La policía empieza a sospechar de que la chica está mintiendo, lo cual aprovechan. Marie pasa de ser víctima a ser una acusada. En paralelo, y a kilómetros de distancia, un par de detectives empiezan a investigar los parecidos entre crímenes de violación que han ocurrido a distintas chicas. Esta es la historia de valientes mujeres que decidieron no ser una estadística más y solucionar un grave problema que nos afecta de manera diaria.

Y Unbelievable no es un drama que genera cansancio. Son dos historias que se mueven a un ritmo distinto, y cuyos objetivos varían pero sirven a una causa mayor. Los creadores de la serie no solucionan demasiado rápido el conflicto y dan mucho poder a esas dos mujeres que, deciden en lo personal, combatir algo que las afecta mucho más de lo que imaginan. Son guerreras contra el tiempo y contra las posibilidades. Pero Marie es un pilar en todo esto. Ella se mantiene fuerte mientras todo a su alrededor empieza a caer por el peso del prejuicio y de un pasado que la acusa de ser mentirosa. Marie solo tiene que aguantar. Pero ¿aguantar hasta cuando? ¿Cuando vamos a dejar de ver a las víctimas como algo que ocurrió y un aporte más? Cuando Marie es reconocida como lo que es, ella no tiene una reacción vengativa. Solo desea que alguien entienda la situación. Es sin duda alguna, de los mejores personales del año (interpretada por la increíble Kaitlyn Dever)

Quizás pase desapercibida para muchos que están cansados de la era del #MeToo, y hasta varios la descartan porque no hay demasiados elementos masculinos en su casting. Pero les aseguro que ocho episodios son suficientes para realzar la necesidad de solucionar un problema que no se analiza lo suficiente, y que tenemos que resolver de una vez por todas. Entre todos y todas.

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: