Crítica series: Watchmen (2019)

En un futuro distópico los super héroes enmascarados son un tabú, la sociedad no es la misma que conocemos, y las amenazas son proporcionales a lo que pueda crear nuestra imaginación.

Dirigida por: Nicole Kassell, Stephen Williams, Andrij Parekh, Steph Green, David Semel, Frederick E.O. Toye.

Protagonizada por: Regina King, Jeremy Irons, Don Johnson, Tim Blake Nelson, Louis Gossett Jr., Adelaide Clemens, Andrew Howard, Tom Mison, Frances Fisher, Jacob Ming-Trent, Yahya Abdul-Mateen II, Hong Chau, Dylan Schombing, Jean Smart, Sara Vickers, James Wolk, Lily Rose Smith, Danny Boyd Jr., Dustin Ingram, Nicholas Logan, David Michael-Smith, Alexis Louder, Damon Vance, Hunter McGregor, Jennifer ‘Ms Fer’ Russell, Sara Antonio, Zele Avradopoulos, Chris Baker, Frank Bauer, Thomas K. Belgrey, Karen Beyer, Charles Brice, Timothy Carr, Jamel Chambers, Mahdi Cocci, Jason Collett, Steve Coulter, Elyse Dinh, Miles Doleac, Paul J. Dove, Roshawn Franklin, Austin Freeman, Fred Galle, Charles Green, Bruce W Greene, Eileen Grubba, Marissa Chanel Hampton, Faithe Herman, Maxwell Highsmith, Anthony Hill, Junie Hoang, Ryan Homchick, Shiquita James, Cal Johnson, Ted Johnson, Philip Labes, Dakota James Alden Lane, Danny Le Boyer, Elgin Lee, Ethan Levy, Jesse Mattson, Faye Yvette McQueen, Jamie Miles, Frank David Monroe, Moses J. Moseley, Omer Mughal, Spencer Mulligan, John Newberg, Mariana Novak, Tim Peek, Robert Pralgo, Wayne Pére, John Thelan Reece, Chris Romrell, Valeri Ross, Jordan Salloum, Stephen Samson, Patrick Seda, Geraldine Singer, Mystie Smith, Han Soto, Alejandra Stack, Steve Stanulis, Charlie Talbert, Anatole Taubman, William Tokarsky, Hawn Tran, Jason Turner, Devyn A. Tyler, Julia Vasi, Chris Ward, Donald Watkins, David Watts, Christine Weatherup, Benjamin Weaver.

País: Estados Unidos.

Género: Acción, drama, fantasía.

Duración: Nueve episodios.

Una serie como Watchmen no se supone que debe existir fuera del catálogo actual que inunda los televisores y los cines. Los super héroes no son así. No son negros, ni comunistas, ni carentes de super poderes. Es algo tan atípico que puede que en los primeros capítulos, Watchmen se proyecte como una horrible necesidad de cambiar la realidad, un desesperado llamado de atención. Por suerte ese perfil cambia. De manera súbita y orgullosa. Esta serie sobre un mundo desconocido de héroes distintos no es tampoco la readaptación de la asombrosa propuesta hecha por Zack Snyder hace una década. Watchmen es una respuesta extraordinaria a la fórmula de los grandes estudios que siempre parecen estar haciendo lo mismo.

En una era moderna distópica, nada parece salirse de lo “normal”. Sin embargo, todo es distinto. Lo que ocurría en ese comic que inspira a la serie quedó en el pasado. Ya no se habla de eso. Años después Robert Redford es presidente, y los vigilantes (término que hace referencia al título) son vistos como parias de métodos violentos y quienes siempre deben estar enmascarados.  En dicha actualidad un grupo de “supremacistas blancos” ha decidido recurrir al terrorismo para encender el caos. Un científico vive aislado de la sociedad después de organizar un ataque horrible en New York. Y en el espacio exterior vive un dios. Así transcurre Watchmen, una serie sobre una agente de policía enmascarada que debe intentar salvar al mundo de las distintas amenazas globales.

Mezclando realidad con absoluta ficción, Watchmen utiliza el comentario social para armar su propia realidad y partir desde ella. En este futuro alterno, nuestra especie no ha cambiado. Seguimos discutiendo lo mismo, seguimos necesitando lo mismo. Y usando este “combustible” la serie se desarrolla con personajes bien construidos y un conflicto variante pero nunca desvirtuado por la cantidad de elementos que lo conforman. No hay necesidad de explicar todo y aun así, la serie permite un cierre demasiado repentino para algunos pero justo para otros. Creo que era lo mejor que podían hacer.

Creada por Damon Lindelof (Lost y The Leftovers), Watchmen pasa desapercibida en medio de las iteraciones de los super héroes que ya conocemos. Y Lindelof conoce esta situación y no teme. Su apoyo incondicional es HBO, quien arma una gran producción sin miedo a lo que pueda pasar. No creen en el futuro lejano y tampoco les importa. Solo desean aportar con su planteamiento de los enmascarados que parecen defendernos siempre. Y es un aporte espectacular.

Un trailer

Leave a Reply