Gran cine: Paths of Glory de Stanley Kubrick

Paths-of-Glory_poster

Un increíble filme sobre la guerra, y lo maligno que a veces puede ser el poder cegado por la ambición personal.

Dirigida por: Stanley Kubrick.

Producida por: James B. Harris.

Escrita por: Stanley Kubrick, Jim Thompson, Calder Willingham.

Protagonizada por: Kirk Douglas, Ralph Meeker, Adolphe Menjou, George Macready, Wayne Morris, Richard Anderson, Joe Turkel, Peter Capell, Emile Meyer, Bert Freed, Kem Dibbs, Timothy Carey.

Año: 1957.

País: Estados Unidos.

Género: Bélico.

Duración: 88 minutos.

De todas las tiranías, la que se ejerce sinceramente para el bien de sus víctimas puede ser la más opresiva.

C.S. Lewis

Las películas de guerra conforman un género actual en el cine. Difícil de creer pero es así. Ni siquiera se les considera como filmes dramáticos que contienen un elemento violento representado en la batalla entre dos bandos. Cualquier podría preguntarse que tienen de especial este tipo de películas como para crear un género de la nada. ¿Acaso no es lo mismo decir que son películas “históricas”? El tema es que desde que terminaron las grandes guerra, la discusión por el centro moral ha generado enemigos de ese tipo de conflictos por más “paz” que traigan para algunos. El fin no justifica los medios cuando hablamos de guerra. Las películas de guerra siempre se esmeran en mostrar tragedias, o logros de algún bando. Casi siempre se incluyen ambos bandos. Pero Paths of Glory , dirigida por el magnífico Stanley Kubrick, presenta una perspectiva diferente cuando en un mismo bando se desarrolla una batalla por la justicia que no se puede describir de otra forma que no sea avasallante. ¿Hasta dónde llega la ambición?

PathsOfGlory2-627x353

La película empieza cuando desde altos rangos militares se ordena una misión suicida para que soldados franceses invadan territorio ocupado por alemanes. La misión no promete victoria, pero el General Mireau a quien se le propone esto acepta el reto luego de que se le promete una promoción. El Coronel Dax quien está a cargo de la zona, debe aceptar contra todo pronóstico de victoria. El día que la batalla inicia, los soldados son abatidos. El resto de los pelotones decide no salir porque no quieren morir. Saben que seguramente serán víctimas de guerra. Mireau decide bombardear a sus propias tropas por cobardes y traidores. Pero alguien desobedece la orden. Mireau es un déspota y está sediento de poder y una vez cancelada la misión decide acusar al pelotón completo de ser traidores. Luego de negociar (absurdo) cuantos serán acusados, esos militares asquerosos de altos rangos deciden acabar con la vida de tres soldados elegidos sin criterio alguno. El Coronel Dax decide defenderlos en un juicio que no ganará. Prácticamente he descrito la película hasta su final, pero tampoco es un secreto que desde un principio el ambiente no se pinta como optimista. Kubrick hace la película de antiguerra más crucial de su carrera, llevándonos a una batalla campal de decisiones que pueden acabar con la vida de un soldado en segundos

936full-paths-of-glory-screenshot

Después de analizarla por varios días, me doy cuenta de que Paths of Glory tiene dos escenas de batallas cruciales. Una es clara: un montón de soldados son enviados en una misión suicida. El Coronel Dax sigue y sigue y llega hasta donde le es posible. Pero no logra nada. Es una escena que solo describe segundos de historia pero filmada dentro de un marco íntimo de un general que lo ha visto todo y está cansado. Luego tenemos la otra escena. Mucho más tensa que la primera. Es la escena de una ejecución que está hecha con la intención posible de ser perturbadora para quien vive la película. El director nos ubica en la escena en primera fila y nos pone del lado de quienes ejecutan. En un punto sin prevención ni música sospechosa, el director sube las armas y nos coloca a nosotros como personajes ambiciosos que ejecutamos a soldados inocentes, solo por ser ambiciosos, y de esta manera la película recibe el sello de una perfecta muestra cultural anti guerra. Una de las mejores escenas de la historia del cine. Sin duda alguna. La primera una batalla física por la supervivencia y la segunda, una batalla emocional que nos hace ver en primera persona lo que las guerras ocasionan, y que así como algunos siguen órdenes ciegamente, otros son racionales al momento de matar. Sin embargo Kubrick nos pone a todos bajo el mismo lente y nos permite vivir un momento horroroso en el cine.

PathsFerrol

Kubrick siempre ha sido un director cuya visión ha estado atada lo simétrico; decir que cada plano de cada una de sus películas está perfectamente planificado es decir poco. El cuidado obsesivo por el detalle lo hizo de un director odiado por actores y despreciado por el equipo técnico que lo acompañaba. En Paths of Glory el director deja a un lado la búsqueda por deslumbrar con técnica visual; en realidad es una de sus primeras películas por lo que estimo que ser tan meticuloso pudo haber molestado enormemente a los productores y sobre todo a una estrella como Kirk Douglas. Sin embargo, también dudo que la razón por la que hizo esto no tiene nada que ver con el respeto a una casa productora. Paths of Glory es una película de de fondo, es la esencia de la película lo que más nos interesa. La humanidad de un director queda expuesta al filmar una película con una bomba moral como esta. Lo estético es solo un acompañamiento para una película sumamente corta  y perfectamente estructurada que depende de la carga dramática que nutre al entorno narrativo que Kubrick sabe manejar como un experto. Todavía no era la hora de que Kubrick hiciera películas épicas de tres horas. Acá solo hacen falta 88 minutos para contar una historia tan fuerte como la vida misma. Kubrick se desliga de la ficción posible de un cuento con moraleja para filmar una historia que de justa no tiene nada y sin embargo termina en una escena en la que se desnuda el alma humana, con el uso de un elemento tan antiguerra como la misma película.

paths-of-glory-trench[1]

En Paths of Glory las posibilidades se llevan hasta un final que dramáticamente funciona porque produce tensión, pero los puristas del género y los realistas saben que las posibilidades son solo expuestas para producir intriga. La realidad que queda demostrada por la película es tan tangible que no podemos evitar el odio al establecimiento desde que sale en pantalla el expositor más notorio de esa esfera: el General Mireau, un hombre que por ambición propia toma decisiones horribles que acaban con cientos de vidas. Paths of Glory logra algo magnífico en pocos minutos: se presentan personajes y se les descompone para mostrarlos en su verdadera naturaleza. Empecemos con Mireau, un hombre que al principio demuestra compasión al no querer enviar a sus soldados a una misión suicida. Pero en pocos minutos se voltea todo y Mireau acepta con la promesa de una promoción. El Coronel Dax siempre se muestra como un hombre frío y honesto y que claramente está en un plano emocional superior al de sus soldados pero nunca se separa de lo que su humanidad pretende, y hasta el final acompaña a quienes morirán injustamente. Quien está por encima de todos es el General Broulard quien cobardemente maneja sus piezas para que él no salga perjudicado y la vida de hombres de guerra se pudre mientras él celebra bailando en una fiesta. Kubrick utiliza este fuerte para poder llevarnos por un polo de opinión parcial por el tema pacifico pero al mismo tiempo demuestra que todo pudo haber ocurrido en la vida real porque en la guerra todo se vale en las altas esferas.

paths-of-glory-large

Es difícil que una película bélica conmueva. Paths of Glory logra justamente eso. Nos presenta una situación suficientemente realista para sentirla, y suficientemente absurda como para admirarla. No sabemos si es parte de la historia. Pero tampoco nos importa. Con un cuento como éste se podrían acabar guerras. Pero no depende de nosotros. La toma de decisiones viene de arriba. Y después de ver filmes como estos, uno realmente llega a preguntarse en manos de quien está y uno piensa en lo que pueden hacer los gobiernos para demostrar poder ante el mundo entero. Paths of Glory es una película históricamente relevante precisamente porque cuenta algo que pudo haber pasado. Y no dudamos de que haya pasado hasta cierto punto. Llevarla al cine con grandes actores es un mérito, pero lograr una película de gran poder humano es algo que no siempre se logra.

paths

Uno de los mejores filmes de Stanley Kubrick y curiosamente uno que no mucha gente comenta. Tal vez sea por su omisión de detalles o la falta de sentido “épico”. Pero el cine es esto. Es talento que se demuestra con poco.

Un trailer

La maravillosa escena final

Leave a Reply