Great movies: Casablanca de Michael Curtiz

Director: Michael Curtiz

Escritores: Julius j. Epstein, Philip G. Epstein, Howard Koch, Casey Robinson.

Protagonizada por: Humphrey Bogart, Ingrid Bergman, Paul Henreid, Claude Rains, Conrad Veidt, Peter Lorre, Dooley Wilson.

¿Que harías por la mujer que amas?

El amor nos vuelve locos. Por naturaleza, no podemos negarnos a estar enamorados y hacer locuras por quienes amamos, y hasta atentas contra nuestra vida para que esa otra mitad pueda estar bien. El reflejar este sentimiento tan personal en la pantalla es tan importante como reflejar un hecho histórico con precisión. La diferencia es que un hecho histórico puede hacernos ver c0mo fue algo en algún momento. El reflejar un momento de amor puro puede hacernos sentir y de manera inmediata pensar en nuestro propio amor y determinar si somos capaces de dejar ir a esta persona para que simplemente siga su camino, se cumpla un objetivo y sea feliz, aunque quedemos miserables. Casablanca lo logra y se constituye como la historia perfecta de amor trágico sin caer en el pesimismo de una vida que se acaba sino en el seguir adelante en futuro difuso de una soledad.

Muchos preguntarán que hace de semejante película algo tan admirable. Realmente es una pregunta difícil de responder. Nadie lo sabe. Es una película totalmente común. Sus personajes están diseñados como caricaturas que se mueven en una pintura que contiene todos los elementos de un éxito. Y es que su director resuelve en 1 hora y 45 minutos, la respuesta a la carencia de calidez humana en una guerra y en la respuesta personal al dilema del egoísmo o el seguimiento de una causa. Es por esto que es tan importante. Es una película que enseña de cine sin utilizar recursos innecesarios. Se cuenta una historia demasiado perfecta para ser verdad, y sus personajes tan bien diseñados nos hacen creer en las intenciones de todos los que juegan. Excepcional esto.

La película va sobre la ciudad corrupta de Casablanca en la Marruecos Francesa siendo ocupada por los Nazi. Los europeos que querían irse por la invasión debían pasar por Casablanca y conseguir visas a cualquier costo. En el cafe Rick (Humphrey Bogart) se juega todo. Desde apuestas ilegales hasta la compra de visas. Pero Rick hace esto a bajo perfil. Su personaje conjuga con perfección el ambiente gris de su café. Triste y pesimista, Rick consigue lo que quiere en sus estándares. Los alemanes han llegado a su café y este les pone las reglas. En su territorio nada puede temblar. Todo hasta que llega Ilsa.

Ilsa (Ingrid Bergman) llega junto a su esposo a Casablanca, en pro de ir hacia un país de aliados para seguir corriendo el mensaje de la resistencia checa. Pero Ilsa tiene un pasado con Rick. Lo conocemos a través de flashbacks. Ilsa pensaba que su esposo estaba muerto y por esto se entrega a los brazos de Rick en Paris años atrás. Pero cuando Rick e Ilsa planean huir juntos, ella no aparece y sin respuesta, Rick debe montarse en el tren que lo lleva hasta un mundo paralelo como Casablanca. De ahí su carácter amargado y carente de misericordia. Aunque ayude a algunos (Rick consigue dos visas libres para quienes deseen salir de Casablanca en cualquier momento, al esconderlas a un jugador empedernido que es arrestado en el café y posteriormente asesinado por la policía corrupta).

Rick posee el futuro para Ilsa. Tal vez su futuro juntos. Y tal vez el futuro de Ilsa junto a su esposo. El dilema del personaje principal no lo lleva a entristecer, sino que después de unos tragos y recuerdos, el mismo decide seguir su camino. Ilsa no pretende nada, y sin embargo quiere convencer a Rick de que ella es merecedora de un futuro (en realidad el futuro se refiere a las visas que tiene Rick que son carta blanca para quienes deseen irse de Casablanca).  El esposo de Ilsa negocia como puede la salida pero no logra nada. Está en manos de Rick, la felicidad de los tres y en esta resolución es donde la película se vuelve una joya. Lo moral se vuelve un artículo subjetivo para el espectador que al pensar que lo mejor es seguir con nuestro amor, sabemos que no es la decisión que debemos tomar. El final no lo puedo decir porque voy contra eso, pero solo puedo decir que está perfectamente escrito.

Casablanca fue una gran película en su tiempo y actualmente es un ícono de una era del cine que nunca volverá lamentablemente. Y es que es una historia tan bien contada que contiene elementos que todavía deberían ser usados para poder diseñar una historia de romance que contiene elementos muy dramáticos. No depende de compañeros cómicos secundarios ni de una subtrama que no es necesaria. Es una historia de romance en épocas de guerra. Y tan delicada como parece, la química de los dos protagonistas nos pega como un tren a toda velocidad. Bogart es un excelente actor que interpretando a Rick se adueña tanto del personaje que fácilmente es estereotipado. Bergman es la belleza hecha mujer. Esta mujer era impresionante.

La película tiene escenas y líneas memorables que no pretendieron en ningún momento ser más que las partes simples de una película. Sin embargo la poca arrogancia de su director hacen de la humildad de las escenas algo admirable. Absoluta es su facilidad para conmover. Y el resultado total es una ovación a un cine que queremos crear aquellos que pertenecemos al grupo de creadores de cine.

4 Replies to “Great movies: Casablanca de Michael Curtiz”

  1. Una pelicula mitica. De la que destacaria la amistad que se produce entre el dueño de uno de los cafes mas conocidos de la historia del cine y, ese gendarme absolutamente genial y corrupto.

    Aventuras, amor. escenarios exoticos y todo mezclado y agitado por un maestro para crear lo que es, una de las mejores peliculas de la historia de esto que llaman cine

  2. Simplemente y en pocas palabras eres genial. Ojalá muchas personas pudieran apreciar, sobre todo los que están cerca de ti, lo especial que tú eres para este oficio, y toda esta información les sirva para estimular el gusto de un buen cine

Leave a Reply

%d bloggers like this: