Review: Halloween II (1981)

Advertisements

La secuela directa del hito cinematográfico dirigido por John Carpenter es un desvío importante que pierde vigencia con el tiempo.

Dirigida por: Rick Rosenthal.

Protagonizada por: Jamie Lee Curtis, Donald Pleasence, Charles Cyphers, Jeffrey C. Kramer, Lance Guest, Pamela Susan Shoop, Hunter von Leer, Leo Rossi, Nancy Stephens, Ana Alicia, Gloria Gifford.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 92 minutos.

Hay dos formas de ver Halloween II.

Podemos irnos a 1980 cuando se estaba ideando alguna forma de seguir un éxito comercial y se gesta una insulsa secuela sumamente exitosa pero con poca relación al estilo adoptado en la original entrega.

Pero también podemos en el 2020 tomar el producto y evaluar como una entrega standalone que no requería ser relacionada a algo.

En ambos casos, el resultado varía muchísimo porque existen múltiples razones por las que una secuela directa a la obra magistral de John Carpenter no sonaba como la mejor idea y sin embargo era inevitable. Nos enfrentamos al eterno caso del productor que necesita diluir el éxito en una película que termine siendo exitosa pero que también sirva como fundamento una franquicia. Carpenter toma las riendas del guion, y cede la silla del director. Termina escribiendo lo que él mismo define como una “decisión que no pensó mucho”. En medio de cervezas, noches de aburrimiento, y la exigencia de un productor, decide darle algo de justificación a Michael Myers. Como si realmente la necesitara.

Los eventos transcurren en la misma noche de la primera entrega. Laurie Strode es llevada al hospital mientras el doctor Loomis sigue buscando a Michael. Las víctimas siguen apareciendo y la atención es desviada por una errada decisión policial. Pero Michael insiste con Laurie Strode, y algo esconde esa insistencia. Un secreto familiar los une, y el monstruo aparentemente inmortal no se detiene. Laurie deberá defenderse como pueda, y Loomis no descansará hasta eliminar al mal que lo atormenta. Ambos se vuelven a unir en una secuencia final que los enfrentará a un asesino inclemente que ahora tiene una motivación clara. A veces también eso puede ser válido, y es difícil omitirlo cuando fue la base primordial de una franquicia por décadas.

Halloween II es un producto de seguimiento inmediato y apurado. Uno que carece del sentido sustancioso que la primera película contenía en cada plano. Se repiten todos los recursos, pero se agotan demasiado rápido. Ni siquiera Michael tiene una presencia marcada. Es un villano que en la secuela aparece relativamente poco. Es una película que solo funciona para validar sus últimos minutos, y esto es imperdonable. Sin embargo, es una ejecución decente de una idea. Es algo que no podemos dejar de resaltar aunque sea muchos años después. El ambiente del hospital y la desolación funcionan perfectamente como un escenario en el que Michael se desenvuelve muy bien.

Muchas cosas se aclararon en esta ocasión. No recordaba que fuera una película que fallara tanto en relación a la primera entrega. Pero creo que su validez no está asociada a esto y tampoco podemos evaluarla haciendo comparación. No es justo. Aunque sea de un presupuesto mayor, Halloween II no acarrea la magia de la simplicidad y la puesta en escena de un director que sabía exactamente el perfil que quería mostrar con su conflicto. Halloween II es una secuela que sirve para satisfacer un requisito, para ver a sus personajes otra vez, pero no para mucho más. Siendo una película que funciona como iteración de la franquicia no está mal. Halloween II muestra el camino que definitivamente se modela para las próximas décadas, y hasta para el remake que a nadie le gusta recordar.

Calificación: **

Un trailer

Leave a Reply