Movie review: Cedar Rapids

Dirigida por: Miguel Arteta.

Protagonizada por: Ed Helms, John C. Reilly, Anne Heche, Isiah Whitlock Jr., Sigourney Weaver, Stephen Root, Kurtwood Smith, Alia Shawkat, Thomas Lennon.

Año: 2011.

País: United States.

Duración: 86 minutos.

Cedar Rapids es un acercamiento tierno pero lleno de potencial vulgaridad a un tema bien poco utilizado en Hollywood: el renacimiento de un personaje bobo y su enfrentamiento al mundo real. No se utiliza mucho porque no muchos actores pueden (ni están dispuestos) a interpretar el personaje de manera positiva. Y tampoco las comedias que se promueven a sí mismas como “una aventura de fin de semana”, y terminan siendo vulgares, grotescas y llenas de realidad, pueden ser exitosas desde cualquier ángulo, suelen aclamadas por la crítica ni por la taquilla. Pero con Cedar Rapids sucede algo que es bastante curioso. Nunca es ambiciosa. Aunque su trailer demostrara una película 100% diferente a lo que termina siendo, cuando la vemos por completa, sin cortes, nos damos cuenta de que hay un toque dramático sencillo y ligero que siempre es necesario en Hollywood.

La película va sobre un perdedor que vive en un pequeño pueblo en U.S.A. Su pareja es quien solía ser su maestra y ni ella misma lo toma en serio cuando le propone matrimonio. Ella solo lo usa por sexo y él está enamorado de ella. Su trabajo es como asesor de seguros en un pueblo pequeño así que no mucho ocurre. Todo hasta que debe ir a representar a su empresa y traerse un premio a casa en una convención. Le toca ir por circunstacias que no revelaré ( y que son demasiado graciosas). En esta convención conoce a un grupo de personas que le cambiarán la vida. Para siempre. La película empieza con la misma premisa de todas estas películas. Es un personaje gracioso por lo absurdo que vive. Pero no está tan lejos de la realidad de algunas personas. Su característica más notable: es ingenuo, demasiado ingenuo, y todo el mundo puede contra él.

El valor de la película está en el casting. Todos, absolutamente todos los actores, son de primera clase. Esto le otorga el espíritu real a la película. Helms es genial en su primer papel protagónico; el hombre puede llorar y convencernos de lo que siente en tan solo segundos. Whitlock Jr. es demasiado interesante. Heche hace un regreso fortuito y sexy (damn!). C. Reilly se apodera de los planos que aparece con demasiada facilidad. Aunque la trama juegue con movimientos que simplemente no son posibles, podemos afirmar que nos creemos el cuento porque Cedar Rapids nos hace sentir bien. Nos hace sentir cómodos con el drama; pero tampoco nos inunda.. Cuando el personaje principal QUIERE confesar su infidelidad hay un regreso al tono comedia de lo cual nos reímos y podemos descansar, y recordar al poster que nos presentó a ese personaje tan tonto.

Cedar Rapids es una propuesta de un director que no tiene en su haber la mejor carrera. Pero con esta podemos afirmar que se puede encaminar hacia un solo camino (en Youth In Revolt fue un desastre). Presenta una película extrañamente pequeña con un tono de superioridad intrínseco que nunca notamos y sin embargo lo sentimos. Ese tono de amanecer que la película siempre tiene es apreciado por quienes tomamos en cuenta el absurdo simbolismo que una comedia puede tener. Ese amanecer de un personaje que siempre ha vivido bajo los estándares atrasados de una sociedad que a veces no quiere progresar ni entender que la inocencia se ha perdido. La película sirve y aunque no sea perfecta, es apropiada para cualquier momento y cualquier sentimiento que tengas.

Calificación: ***

Un trailer

Leave a Reply