Movie review: Crazy, stupid, love.

Director: Glenn Ficarra, John Requa.

Protagonizada por: Steve Carell, Ryan Gosling, Emma Stone, Julianne Moore, Kevin Bacon, Marisa Tomei, Jonah Bobo, Analeigh Tipton.

Para nadie debe ser un secreto que no aprecio las comedias románticas. Me reclaman lo mismo siempre y es que lamentablemente considero que la mayoría de estas películas radican en la estupidez y peor aún, suponen que el espectador es estúpido. Ojo no estoy insultando a quienes les gusta el género. Eso lo respeto. Lo que detesto es que nos tratan como si fueran estúpidos al lanzarnos producciones con actores de gran calidad haciendo tonterías en pantalla y llevando a cabo un guión que cualquier niño de 6 años puede escribir. Claro, debo admitir que hay muchos casos en los que no ocurre esto y veo películas que son escritas por adultos para adultos. El amor es trágico, y esto no se puede negar, y menos en el cine. Es una oportunidad excelente para poder mostrar 120 minutos que el mundo no es justo y que no todo pasa como en las películas.

Crazy, stupid, love va sobre una pareja que se ha encontrado inmersa en el mar de la rutina y han decidido separarse por una desliz que Julianne Moore ha tenido con un compañero de trabajo. Carell es el padre abnegado y aburrido. Los chicos son abandonados en medio de la separación y una niñera siempre les cuida; no es por casualidad que el niño está enamorado de su niñera. El padre decide ahogar sus penas en el alcohol y metido en un bar siempre conoce a un chico que lo tiene todo. Dinero, mujeres y más. El chico le ofrece acomodar su vida porque simplemente lo necesita. Lo convierte en un donjuan y con acciones crea la esperanza de poder vengarse de quien le ha hecho tanto daño. A su vez, el chico tiene un encuentro con una chica muy especial en medio de esta vida desenfrenada. La chica lo “convierte”. No puedo revelar más de la trama porque precisamente el toque genial de la película viene por un twist que estoy seguro nadie podrá ver.

La película nunca sufre y siempre mantiene esa premisa de propuesta ligera que siempre se espera que sea. Los personajes están muy bien dibujados y el casting es genial. Gosling es perfecto para el papel de donjuan. Stone es adorable. Carell está perfectamente habilitado para llevar a cabo el papel gracioso-dramático que le queda perfecto. El niño Jonah Bobo es un increíble actor. Es el casting lo que convierte a la película en un respiro fresco y al mismo tiempo en un conjunto intenso de emociones que nunca esperé. Los directores manejan el tema amor-tragedia de manera habitual y sin embargo nunca menosprecian los sentimientos que la infidelidad puede ocasionar. Es esto lo que hace que Carell sea el actor perfecto para el rol. El actor utiliza la película como si fuera él solo quien la hace y voltea la tortilla y el matiz de la película cada vez que puede y esto le hace ser el más respetable del elenco.

Pero el dote más especial de la película es el guión perfectamente escrito. Es una película que se mueve lentamente y aunque termina siendo muy larga, nunca nos aburrimos. Precisamente  porque incluye todas las etapas de la miseria humana y nunca se apoya en escenas intensas de sexo sin explicación como pasa en otras películas de “amor”. Nunca dejé de reirme durante la proyección y la película fue un suspiro en medio de un grupo grande de películas malas que no suelo entender y menos suelo aceptar. Pero en este caso, debo admitir que una película romántica me encantó. Claro, una buena compañía siempre es importante para poder añadir un poco más sabor a toda la experiencia.

Calificación: ***1/2

 

Un trailer

Leave a Reply