Movie review: Du saram-yida (Voices)

Dirigida por: Ki-hwan Oh.

Protagonizada por: Jin-seo Yun, Gi-woon Park, Ki-woo Lee, Yu-seon Ham, So-eun Kim, Yu-mi Jeong.

Año: 2007

País: South Korea.

Duración: 85 minutos.

Voices es una película estéticamente pesada. Bien hecha por todos los ángulos. Pero absolutamente mediocre en capacidad de contar una historia interesante y coherente. En donde gana todas las oportunidades de utilizar buenas técnicas cinematográficas, falla en un sentido absoluto de narrativa. No hay ninguna razón para ver Voices, excepto que analizarla como un ensayo. Y es lamentable porque el cine asiático ha logrado mantener una buena racha (con algunas excepciones) para darnos muestra de un cine extremo de horror. Lleno de twists y escenas inigualables. Pero con Voices, el patrón se rompe y se pierde una oportunidad. Estamos al frente de una película que pudo haber sido hecha por cualquier estudiante de cine con una buena cámara y con un guión absurdo.

No puedo decir nada bueno sobre la trama de la película. Realmente nunca la entendí. Al parecer había una chica que tenía una maldición en la que sus familiares eran asesinados por cualquier persona cercana. Cuando le toca a ella sufrir, todo el mundo intenta asesinarla. Es todo lo que entendí. Había personajes misteriosos pero nunca tienen razón para hacer lo que deben hacer. Todo el tiempo estuve esperando algo que me diera luz sobre lo que estaba viendo pero al parecer el director se enfoca más en filmar a una actriz pegando gritos y no actuando un personaje. No hay ningún tipo de conexión entre un principio y un fin. Personajes desaparecen y nunca más sabemos de ellos.

Me da hasta flojera escribir más sobre una trama que no entiendo.

Visualmente la película logra impactar. Pero rabia da que esto no ayude a contar una verdadera historia. El director logra convencer con una presentación con atmósfera oscura y bastante enigmática. Pero cuando la protagonista es una chica que no sabe actuar y que no sabe que demonios hace en la película, todo se define rápidamente. Estamos al frente de una película aburrida, sin sentido, y que ni siquiera puede ser apreciada por un toque slapstick. No hay nada de eso. Se toma a sí misma en serio en un 200% y el resultado es una debacle en producción que debería ser enterrada en un anaquel y nunca más revelada. No entiendo como After Dark Films puede siquiera patrocinar este bodrio, cuando ha logrado sacar a relucir algunas pequeñas producciones que merecen ser vistas. Con Voices, se desvanece la capacidad de la productora para vislumbrar de manera progresiva.

La única escena que vale la pena comentar es la escena del hospital, la cual está hecha con gusto y editada a la perfección. El uso de luces está genial. Pero desafortunadamente nunca logra salvar la película. Es un desastre lo que viene después.

Lo siento pero puntos menos para el cine asiático de terror. Siento que necesito volver a ver Audition, Ichi The Killer, u Old Boy para seguir creyendo en la tendencia.

Calificación: CERO.

Un trailer

Leave a Reply