Movie review: Exit through the gift shop

Dirigida por:  Banksy

Año: 2010

País: United Kingdom, United States.

Duración: 87 minutos.

Exit Through The Gift Shop resulta ser un filme completo porque sabe como documentar de manera falsa (por favor es obvio que es algo falso) como se construye una estrella de la noche a la mañana, y como cualquiera puede ser una estrella. Es lo realmente interesante del filme. El hecho de que no le haya puesto protagonistas no significa que me comí el cuento. Significa que estoy dispuesto a atribuirle el éxito que se merece. Es una estrategia publicitaria poco osada que nadie pensó que podría resultar. Pero como los expositores reflejados en el filme, no se pretende demostrar algo, solo se pretende mostrar. Las consecuencias hablan por sí solas. No hay mala publicidad y el director (y artista callejero) Banksy sabe que esto es verdad y sabe que por esto mismo el documental resulta.

Se cuenta la historia de Thierry Guetta como un obsesionado por el arte callejero. El mismo documenta con una cámara toda su vida. Y al mismo tiempo cuando se pone en contacto con un primo que resulta ser un artista, sabe que debe conseguir hablar con los mejores y documentar su trabajo. Tal obsesión llega al punto de que Guetta se convierte en un artista callejero, y el filme plasma su desenlace en la apertura de su show y la obsesión de la gente por lo nuevo. El filme siempre pretende ser un filme sobre Guetta y nunca sobre quienes lo hacen. Esto al final queda como algo demasiado relevante y acaba con la premisa importante de la película. Las críticas hablan de la película como una verdadera joya, pero realmente no aprecio lo bueno de un filme que nunca sigue la línea de entretenimiento y se colma de arrogancia todo el tiempo. Los creadores saben que hacen algo único y nunca nos dejan descansar de sus muestras osadas de arte.

Pero nunca de ser interesante como un trabajo más de arte callejero. Es una sencilla colaboración entre sus protagonistas para demostrarnos que pueden llegar a cualquier punto que se propongan (inclusive a ser nominados al Oscar) y logran impactar. El cuento de la galería de arte que llega a montar Guetta es cierto y muchas personas compraron obras que fueron hechas con Photoshop en miles de dólares. Ambición o no, los cineastas logran lo que se proponen. Pero no logran que apreciemos bien el arte en la calle. Nunca nos impacta de manera subversiva ni logran cambiar el punto de vista de algunos como yo, que piensan que son actos de vandalismo por donde se vean. Hay muchas maneras de hacer arte sin dañar estructuras. Llámenme chapado a la antigua pero lamentablemente es una opinión que nunca dejaré de expresar.

Si pueden vean la película pero tengan cuidado al tener expectativas. No ocurre nada importante. Se mantiene el mismo cuento del principio y al final solo obtenemos el resultado de la búsqueda de un grupo de individuos por convencernos de que las farsas pueden ser arte y pueden ser vendidas como tal. A mi no me convencen en lo absoluto y sin embargo aprecio el esfuerzo y la osadía de Banksy por vender.

Calificación: **1/2

Un trailer

Leave a Reply