Crítica cine: I Saw the Devil (2010)

Un hombre decide vengarse del asesino que acabó con la vida de su novia embarazada. Este juego de venganza se convierte en una misión que constituye la reconstrucción de la cordura de un hombre que ha sufrido mucho.

Dirigida por: Kim Ji-woon.

Protagonizada por: Lee Byung-hun, Choi Min-sik, Jeon Kuk-hwan, Oh San-ha, Cheon Ho-jin, Kim Yun-seo.

País: Korea del sur.

Genero: Thriller.

Duración: 144 minutos.

La venganza nunca nos dejara mal cuando se retrata en el cine. Los métodos usados para ella son casi infinitos y todo depende de una buena historia y un buen escritor para poder crear la perfecta visión de una nueva vendetta. Personal o no. El hecho es que siempre nos identificamos y a veces le damos ánimos a nuestro vengados cuando se pregunta a si mismo si en realidad debe seguir. I Saw The Devil presenta el dilema en formato diferente. Es una película sobre la venganza y todo lo que puede ocurrir en ella. Este tipo de películas no abundan. Generalmente hay una escena de clímax al final donde se presentan los motivos y el asesino debe pegar. Acá, el tiempo esta curiosamente distribuido de una manera inesperada. Desde los primeros minutos sabemos sobre una victima, un asesino y un vengador. Siempre he dicho que cuando el asesino se revela a los primeros 10 minutos, estaremos al frente de un filme diferente. Prepárense.

En I Saw At The Devil conocemos a un perfecto asesino que se ha salido con la suya unas cuantas veces. Su ultima victima es la prometida embarazada de un agente policial de alto perfil. Este agente ha decidido tomar la venganza desde el punto de vista de el y mas nadie. Ni la misma policía lo puede detener. Pero no todo para acá. Una vez que atrapa al asesino, le indica lo que le quiere hacer y aquello para lo que nos quedaremos durante todo el filme. Lo torturara hasta que no quiera vivir mas. De esto va el filme. De como este pequeño hombre puede disolver el alma de un monstruo. Cuando llega hasta el final, pensamos que ha logrado alcanzar su objetivo: asesinar al asesino. Pero no lo asesina, y es ahí donde viene una especie de twist/justicia. El resultado es un filme poético, excesivamente violento y a mi manera de ver, precioso. Es una película completa y justificada. Matizada en todo lo que quiere presentar, y brillante en lo que quiere comunicar.

I Saw At The Devil esta dirigida por Kim Ji-woon, el mismo de A Bittersweet Life y The Good, The Bad and The Weird. Aqui toma las riendas en el genero de thriller y nos entrega la opera prima de su carrera. Es genial ver el el buen trabajo de dirección que hace acá. La historia es muy valiosa pero mas es el toque del director para hacerlo algo soportable y que no se vea como un torture porn típico de los asiáticos. Aquí rompe todo estigma que tenga este cine y lo plasma como algo fundamental para el establecimiento de un genero. La escena de la pelea en el invernadero es algo digno de estudio.

Gran trabajo es el de los actores. Uno es Choi Min-sik, el actor de OldBoy. Aquí toma el trabajo del perfecto asesino y del perfecto humano. Tolerante ante la persecución pero nunca pierde el sentido de calculo para poder hacer sufrir a alguien. El otro es Lee Byung-hun, el actor de A Bittersweet Life, G.I Joe, y otras mas. Aquí renueva su papel de victima inversa que hizo en A Bittersweet Life y nos regala un rol que merece aplausos. El tipo nunca suelta la mascara de venganza hasta el final. Y cuando lo hace nos renueva la fe en su causa. Nos transmite lo que siente y le perdonamos los errores que acaba de cometer.

Si no han visto I Saw The Devil, deben prepararse. Es una pelicula impactante y diferente. Aseguro que no han visto algo así. Ni siquiera Kill Bill. Acá  la venganza no es un proceso, es un estilo. Es difícil encontrar una película en la que no podamos identificarnos con alguno de los lados porque ninguno de los dos es un ser perfectamente moral.

Una obra maestra.

Calificación: ****

Un trailer

Leave a Reply