Movie review: Killshot

Dirigida por: John Madden.

Protagonizada por: Mickey Rourke, Diane Lane, Thomas Jane, Joseph Gordon-Levitt, Rosario Dawson.

Año: 2009

País: United States.

Duración: 95 minutos.

Killshot empieza con todas las de ganar. Un casting increíble. Una propuesta narrativa pasiva pero tensa. Una tonalidad de cine independiente superior. Pero al final todo se cae por el tratamiento exhaustivo de un editor y una productora y un guionista que dan por sentado que los espectadores han leido la novela en la que el filme se basa. Aunque el resultado no sea tan desastroso como puede ser, el filme nunca se salva de caer en un tono aburrido y monótono del cual estamos cansados. Killshot prometía ser un filme original, de gran naturaleza violenta, y con un final que era predecible pero podía sorprender. No lo hizo. Quedamos iguales como espectadores. Y al final buscamos más.

Va sobre un hombre que trabaja como asesino a sueldo. Es descendiente de indios americanos y sus raíces de honor y lealtad están mimetizadas en unas pocas escenas que no explican mucho. En un trabajo que promete mucho, el hombre se junta con otro más joven, frenético y volátil, pero que nunca tiene miedo. Pero el trabajo no sale muy bien y el hombre es reconocido por las víctimas, por lo que deben entrar a un programa de protección de testigos, mientras que el asesino y su compañero los buscan por todos lados.

Suena como cualquier trama pero no es. Rourke se encarga de llenar a su personaje de una mística increíble y tan BADASS que es imposible olvidarlo. Es en él en quien se apoya la película por lo menos en la primera parte. La pareja de víctimas inexplicablemente se convierte en el foco de la historia cuando nunca debió serlo. El asesino es olvidado en propósito y su importancia muere de manera súbita sin que el espectador pueda detallar algo más sobre las razones por las que la película existe. En vez de ser acerca del asesino, ya se trata del último trabajo. Demasiado mainstream para mi gusto y la razón por la cual el filme va cuesta abajo en cada minuto que pasa después de transcurrida la primera hora.

El final de la película es predecible hasta cierto punto y la culpa de esto la tiene el escritor la historia original. No hay justicia poética que pueda pintar el filme como algo artístico. Lamentablemente se pierde todo el enigma del hombre quien mata porque no tiene otra opción, cuando en realidad debería matar porque necesita. Su cuerpo se lo pide. Al menos en la primera parte. El guionista pierde tiempo mostrando a la pareja en un ir y venir de relaciones amorosas sin ningún tipo de justificación. Todo para que al final el hombre quede como un super héroe cuando en realidad es todo menos eso. Es un hombre sencillo que se debe enfrentar a otro que es un asesino profesional para poder salvar su vida y su familia.

El filme logra ser equilibrado por las excelentes interpretaciones de sus actores. Rourke es un profesional. Lane está demasiado buena. Jane hace el mismo papel de siempre. Pero Gordon-Levitt está hecho para el papel. Es un actor sumamente versátil que debería hacer más cine. En este papel de paranoico-violento-depresivo el actor conquista todos los planos y todas las escenas. Lo necesitamos más en pantalla y el guionista no nos regala esa delicia. En conjunto los actores logran salvar la película. Se siente el aire independiente pero los actores imprimen todo el sentido profesional al filme.

Killshot es un filme que se puede ver y entretiene. Mi problema era que mis expectativas eran altísimas, y la decepción no puedo dejar de demostrarla.

Calificación: **

Un trailer

Leave a Reply