Movie review: Visitor Q

Director: Takashi Miike.

Protagonizada por: Kenichi Endo, Shungicu Uchida, Kazushi Watanabe, Fujiko.

Existe un límite y ha sido cruzado por Takashi Miike.

El creador de las increibles Ichi The Killer, Audition,  Imprint (Masters of horror), y The Box (Three… Extremes), ha sido galardonado como el maestro del cine extremo asiático. Lo grandioso del director es que tiene una gran capacidad para mostrar lo no mostrable y siempre conserva un tono cinematográfico al respecto. El uso de un gran director de fotografía es clave para este director. Pero ¿qué pasa cuando no se tienen estos recursos y se filma bajo un concepto diferente? El resultado es lo contrario de lo cualitativo y solo llega a ser cuantitativo. Extremo es, por la cantidad de tabús rotos, pero ¿es bueno? En mi opinión no. Es simplemente asqueroso.

Visitor Q es una película con una trama que no tiene ningún tipo de coherencia y es la excusa perfecta para mostrar en pantalla fetiches sexuales totalmente fuera de lo habitual. Desde necrofilia hasta violencia extrema. Y es que estos temas son totalmente aceptables bajo una sombrilla experimental que los asiáticos siempre logran explotar con buenos resultados. Pero Miike no resuelve nada. Simplemente muestra y muestra y filma un filme totalmente personal que no añade nada de metáforas y ni siquiera sirve como un espectáculo visual surreal. Es lo contrario. Es un filme amateur, misógino, violento, asexual, oscuro, y de baja calidad.

Explicaré con lo poco que recuerdo sobre la trama absurda. Va sobre una familia disfuncional en la que la madre es adicta a la heroína y se prostituye. El hijo es molestado por los propios compañeros malucos del colegio. La hija se prostituye con el padre que es un eyaculador precoz. A todas estas imágenes que no son explicadas, llega un visitante quien filma a esta familia y se queda en su casa. A esto sigue una serie de eventos super violentos y que no contribuyen a la resolución poco explicativa. Suelo no criticar este tipo de líneas no regulares en el cine. Pero en el caso de Visitor Q no pretendo defender lo que no se puede defender. No es original en su esencia y esto es lo que me hace detestar a la película que me hizo perder mi tiempo este fin de semana.

Una experiencia que no imprime placer en lo absoluto a un fanático del cine extremo.

Calificación: CERO

 

Un trailer

2 Replies to “Movie review: Visitor Q”

  1. “Visitor Q” es sin duda, hasta la fecha una de las mejores películas de Miike, una de las mejores comedias negras jamás rodadas y también una de las mas criticadas por su violencia explicita y escenas de mal gusto junto con la también injustamente criticada “Holocausto caníbal”.

    Hay que decir que “Visitor Q” no pretende en ningún momento escandalizar, sino todo lo contrario, divertir (yo me divertí, y mucho), Miike solo retrata una realidad, aún haciéndolo de forma abstracta con una consecución de escenas estrambóticas, pero que esconden una pequeña critica a algunos de los problemas que mas afectan a Japón, como son la prostitución y el abuso escolar, llevadas a cabo, como no podía ser de otra manera por parte de Miike, al limite.

    “Visitor Q” es la historia de una familia bizarra, sórdida, grotesca, a la que se le une un personaje, el visitante Q, un personaje que ingresa a la casa absurdamente, un tercer ojo ajeno a los lazos de sangre que llega al hogar disfuncional para, y he aquí la confusión existente, no se sabe si el “Visitante Q” llega a la casa a cambiar la vida de sus miembros ya sea mejorando sus vidas en sus aberrantes metas personales o para ser tan solo el elemento que necesitaba Miike, para retratar como un tercer ojo de voyeur dentro de la película, los comportamientos transgresores de esta familia, como una aguda y bizarra critica no exenta de sátira de como la sociedad afecta al núcleo familiar japonés.

    ¿Qué pretende el director con este cuadro? Pues aunque Miike divague oníricamente en una sucesión de escenas realmente fuertes, entre el desenfreno y la perturbación llego a captar, la intención de Miike de despertar conciencias y criticar de una forma aguda, bizarra y muy poco sutil a una sociedad cada vez más deshumanizada en la que la juventud es la principal perjudicada, pero en la que, precisamente esa misma juventud aborregada en su inmensa mayoría es la que no se da cuenta de lo que se está haciendo con su vida.

  2. Considero que este articulo o reseña, se ha quedado en lo mas banal y superficial de la película, quien haya escrito tal documento no tiene conocimientos alguno, ni de cine ni de estudios críticos teóricos. Es impresionante la ausencia analítica de este escrito y también es de una parcialidad moral sentenciosa impresionante. El texto esta plasmado de aseveraciones personales inexactas e irrelevantes para el estudio de esta película, que no tiene un solo comentario lucido ante un análisis sobre el juicio estético medianamente objetivo que debería idealmente desmenuzar esta obra. La obra es tan compleja tanto por su realización técnica, como su elección expresiva (el formato vídeo) y por la elección de su contenido. Nada se ha dicho sobre esto por lo tanto no hay análisis alguno. Lo que esta haciendo aquí T. Miike es una obra similar en comparación a la filmografía de P. P pasolini, junto a una escuela de maestros de la psiquis desde la configuración de Sade. El solo hecho de afirmar que Visitor Q es una obra “asquerosa” devela la mirada obtusa de quien escribe ante una obra de alta complejidad moral y expresiva en el arte japones desde el grabado erótico y perverso. Me da a pensar que deberían cerrar simplemente esta pagina que no tiene idea de análisis cinematográficos o cambiar a este columnista que no da la talla, gracias y buenas tardes.

Leave a Reply