Crítica cine: Spectre (2015)

La última entrega del agente 007 es una muestra de que ya las ideas se están acabando.