Crítica cine: Once (2007)

Dos personajes se enamoran pero no pueden estar juntos y lo único que les queda es disfrutar juntos de la música que juntos componen. Increíble.