Crítica cine: Climax (2018)

Un grupo de danzas se reúne en un sitio abandonado para ensayar y la noche se convierte en una pesadilla cuando alguien pone LSD en la bebida.