Tag Archives: Ingrid Thulin

Movie review: Viskningar och rop (Cries and whispers)

Advertisements

Director: Ingmar Bergman.

Protagonizada por: Harriet Andersson, Liv Ullmann, Kari, Sylwan, Ingrid Thulin, Anders Ek, Erland Josephson.

El análisis de las emociones humanas que Ingmar Bergman predica en el cine es un género por sí solo. En cualquiera de sus películas descompone por completo el conjunto de sentimientos y construye una trama a partir de eso. No lo ve como un todo sino que cada uno de los personajes tiene la oportunidad de mostrar en planos medios y primeros planos lo que siente y más. Esto es lo interesante del cineaste. Que nunca esconde lo que siente cada uno y se vuelve un poco vouyerista al analizar un hecho. Es hasta perturbante en ciertas muestras. En el caso de Cries and Whispers, utiliza la cámara y la composición del encuadre como anabólicos para que la película “sude” la emoción que esconde y que se propone en mostrar. Muchos dirían que fue un genio en su época y ciertamente tienen razón. Pero personalmente creo que Bergman es más vanguardista y osado que genio. Se atrevió a filmar lo que muchos no se atrevieron a filmar. Y a pesar de que siempre será poco entendido, son películas como Cries and Whispers las que demuestran que el director siempre iba más allá de lo que se proponía.

La película va sobre un grupo de tres hermanas y una criada, quienes tienen que lidiar con la muerte lenta e inminente de una de las hermanas, Agnes. Anna la criada, es una chica cuya hija ha fallecido y por lo tanto siente el vacío de una compañía constante por lo que es quien siempre cuida de la enferma Agnes. Karin es una de las hermanas cuya cualidad humana es casi nula y nunca demuestra sentimientos. Maria es la hermana faltante quien está vacía de toda razón, y simplemente busca la compañía de quien tenga cerca para sentirse completa. El describir la película así e intentar plasmar los sentimientos es un terrible error. Pero lamentablemente se debe tratar para transmitir algo en la crítica. Un consejo: no me crean, vean la película y jáctense de explicar que entendió cada uno de la película.

Whispers lidia con el sentimiento de soledad, la desdicha, la tragedia y la traición. De manera casi poética, Bergman presenta a Agnes como una víctima del desconocimiento de las intenciones de sus hermanas quienes no son quienes demuestran ser. Maria es promiscua y triste, pero maliciosa. Karin no soporta el contacto humano y procede a la automutilación para generar algún tipo de reacción de su pareja. Cada una es la antitesis de su hermana moribunda. Es imposible decir que una moneda tiene tres caras, pero Bergman las logra explotar. Anna es la receptora de todos estos sentimientos y solo lo aloja en su obsesión por el cuidado de Agnes y la eterna recompensa ficticia que su religión promete. Uno de los atributos más tangibles de la película radica en su falta de diálogo en los momentos claves pero el exceso del mismo cuando lo amerita. El doctor colapsa el espíritu de Maria frente a la cámara en una secuencia memorable. Pero las hermanas se reencuentran en una secuencia enigmática en la que solamente se tocan y se les aprecia como se encuentran a ellas mismas en medio del laberinto de emociones que esconden. Bergman como siempre, utiliza los primeros planos y ataca a los personajes. Los acosa y les deja sin aire en una película claustrofóbica que nunca olvidaré.

El cinematógrafo Sven Nyvkist es otro personaje más. Los escenarios llenos de un color rojo intenso conforman la virtud visual del filme. Cada plano está cuidadosamente construido para demostrar vida y quitársela a las chicas. La casa como tal es la locación perfecta para lograr los enfoques demasiado personales que el guión propone. El sufrimiento de las hermanas y Anna es notorio y el director explota cada vez que puede. El resultado es una película perturbadora pero al mismo tiempo conmovedora, y esto es probablemente lo más difícil de lograr en el cine.

Cries and whispers es una película esencial para cualquier persona, no solamente un cinéfilo. Bergman, con su estilo, nos recuerda que como humanos, somos una especie capaz e inteligente, pero al mismo tiempo somos las víctimas de un mundo terrible en donde se vive la traición de manera constante y casi tan frecuente como el mismo amor. Es tan fuerte lo que Bergman predica que se da el lujo de revivir el fantasma de Agnes, pero no para buscar justicia. Simplemente busca el amor que nunca tuvo de sus hermanas.

Impresionante.

Calificación: ****

 

Un trailer

Movie review: The hour of the wolf (1968)

Advertisements

Director: Ingmar Bergman

Protagonizada por: Max Von Sydow, Liv Ulmann, Gertrud Fridh, Georg Ryderberg, Erland Josephson, Ingrid Thulin.

La hora del lobo inicia con una premisa ficticia de que la película está basada en el diario de Johan Borg y las conversaciones que el cineasta ha tenido con su esposa Alma.  El año era 1968 y la Internet estaba años de ser creada para búsqueda de información. Esta técnica puede ser que haya impactado al espectador por la crudeza de las imágenes  y la sospecha de una trama mainstream y gótica. Pero real. Supuestamente. Lo que realmente impacta a un nivel visceral es que la película estudia la locura de manera progresiva y artística. El resultado es una muestra del talento de un cineasta cuyas intenciones no aclara y siempre deja espacio para interpretar.

La hora del lobo va sobre una pareja que decide mudarse un tiempo a una isla totalmente aislada de la civilización. Johan y Alma están esperando a un bebé, y el desarrollo de su relación se ve opacado por la aparición de un diario personal, supuestos vecinos, amores pasados y fantasmas extraños. El desligue físico de Johan y Alma del mundo es emulado por el desprendimiento de Johan de la cordura. La invasión lenta de un mundo paralelo a la mente de Johan y por consiguiente la de Alma, hace que la película transcurra lentamente en un sin fín de escenas que no esconden mucho y al mismo tiempo revelan poco.

Lo interesante de la historia es que Alma se apodera de la trama por ser la cuerda de los dos, y sin embargo también visualiza este mundo corrupto de la mente de Johan. Esto es explicado por una línea sencilla de la película: Alma se pregunta a sí misma si es verdad que cuando una mujer ama mucho a un hombre termina pareciéndose a él, y también se pregunta que hubiese pasado si no lo hubiese amado tanto, si en realidad lo hubiese podido proteger de los demonios, si no hubiese “creído” en ellos y los hubiese visto, evitando que se llevaran a Johan. Alma es un timón dramático como pocos se ven. Y su presencia se traduce en fuerza al plano. Cualquiera que sea.

La película radica en simbolismos. El niño homosexual, la vieja de más de 200 años, las aves en el castillo, el grupo de vecinos. Todo tiene una intención y es demostrar las fases de la destrucción mental de Johan. Si a un guión tan complejo como éste tomamos la edición y cinematografía  de Ulla Ryghe y Sven Nykvist respectivamente, la visión resultante es inquietante y misteriosa, pero tan personal que pocos entenderán.

Es un filme que debe ser estudiado desde su principio a su fin repentino sin respuestas. Ya sea por la composición técnica que tiene o por la alegoría agresiva que tiene a ciertos temas tabú y que solo pueden ser vistos en sueños. El hecho es que La hora del lobo es tan enigmática como la razón por el significado de su título: la hora del lobo es la hora entre la noche y el amanecer en la que el lobo ronda las casas, y es la hora en la que muere y nace más gente. Freaky?

Calificación: ***

Un trailer