Crítica cine: Rampage (2018)

Un accidente espacial libera un gen que transforma a los animales en monstruos gigantes rabiosos. Por supuesto que Dwayne “The Rock” Johnson puede salvarnos.