Crítica cine: Blade Runner 2049 (2017)

Una secuela que revaloriza la saga de ciencia ficción que nadie parece entender.