Crítica cine: Incredibles 2 (2018)

La familia de superheroes regresa más activa y más disfuncional que nunca.