Crítica cine: The Giver (2014)

En una sociedad futurista, los recuerdos y las emociones no existen. Pero toda sociedad cerrada tiene un rebelde que puede hacer temblar las leyes.