Crítica cine: The Innkeepers (2012)

Un hotel embrujado es el escenario para un filme de fantasmas mucho más efectivo que cualquier hemos visto últimamente.