Crítica series: Trapped (Temporada 1 – 2015)

Trapped nos lleva a un pueblo remoto de Islandia, en donde un crimen violento obliga a un policía a hacer lo posible para resolver todo en medio de secretos, y enemigos que nunca pudo reconocer.

Dirigida por: Baltasar Kormákur, Baldvin Zophoníasson, Óskar Thór Axelsson, Börkur Sigþórsson.

Protagonizada por: Ólafur Darri Ólafsson, Ilmur Kristjánsdóttir, Ingvar Eggert Sigurdsson, Lilja Nótt Þórarinsdóttir, Hans Tórgarð, Steinunn Ólína Þorsteinsdóttir, Jóel Sæmundsson, Nína Dögg Filippusdóttir, Baltasar Breki Samper, Bjarne Henriksen, Þorsteinn Bachmann, Pálmi Gestsson, Björn Hlynur Haraldsson, Þorsteinn Gunnarsson, Hanna María Karlsdóttir, Sigrún Edda Björnsdóttir, Jóhann Sigurðarson, Magnús Ragnarsson, Kristján Franklin Magnúss, Eysteinn Sigurðarson, Rúnar Freyr Gíslason, Sigurður Karlsson, Arnar Jónsson, Ólafía Hrönn Jónsdóttir, Gudrun Gildottir, Sigurður Skúlason, Halldóra Geirharðsdóttir.

País: Islandia.

Género: Suspenso, thriller.

Duración: Diez episodios.

En los últimos diez años, con el crecimiento expansivo e indetenible del formato de series, hemos puesto atención especial a lo que los países nórdicos ofrecen en contenido. Algunas veces se trata de copias baratas de algo ya hecho antes, y en otras ocasiones pasan desapercibidas las propuestas notables provenientes de esa zona fría y particular del planeta. Creo que el exceso se debe a su escenario. Es algo que muchos años de desarrollo me han comprobado, debido a que el crimen, los secretos, y las revelaciones finales, parecen ser mejor adaptados en montañas del clima extremo y poco pronosticable. El nordic noir es un género vigente y que en el mundo de las series funciona muy bien. No podemos decir lo mismo sobre el cine: * guiño * The Snowman.

Todos saben que confío ciegamente en mi padre y en lo que me recomienda. Sus desaciertos son contados con los dedos de las manos y generalmente se trata de que no le gusta algo que aclamo. Pero en un momento de “búsqueda de la próxima serie” me indica que vea Trapped por dos razones: el contexto climático soberbio y un protagonista que realza la figura central del policía frustrado mediante un casting excepcional. Así aterrizamos a una de esas series “viejas” que están en Netflix y que pueden representar algo no necesariamente innovador pero sí algo interesante. Es lo que buscamos.

La primera temporada nos presenta a un pueblo que vive en serena calma todo el tiempo: Siglufjörður. Solo tiene tres oficiales de policía, una escuela, un hotel, un puerto. En medio de la llegada de un ferry, aparece un torso mutilado. Todo apunta a que el culpable está en el gigante marino, al menos así lo sospecha el jefe de la policía, un hombre con un pasado no revelado que prefiere la calma antes del escrutinio en la capital del país. Pero no todo es lo que parece. En plena tormenta nevada, los estándares se caen, los secretos empiezan a ser hechos, sobre todo cuando una conspiración interna por “vender” el pueblo se relaciona con este cuerpo que aparece en el medio de la nada, y otros crímenes que no voy a revelar.

Ólafur Darri Ólafsson como Andri, este policía, lleva el show desde principio a fin. Su retrato es honesto, torpe, y relevante para una serie con demasiadas aristas que no explora y se mantiene en un nivel pasivo factual. No ocurre demasiado en esta primera temporada de Trapped. El hecho de que ese personaje tiene en sí conflictos a solucionar permite que sea un eje dramático importantísimo para la serie, sobre todo cuando la resolución apunta a que en su esfera familiar ocurran cosas que pueden ayudar a esclarecer las cosas. En esa conclusión se termina de formar una serie que no llegará a mucho, pero al menos contiene ese personaje principal con el que podemos identificarnos siempre.

Calificación: 3 out of 4 stars

Un trailer

Datos extraídos de Film Affinity, IMDB

Leave a Reply